Con la venia de la Presidencia:

El día de hoy presento ante este pleno una iniciativa que busca mejorar la calidad de vida de todos aquellos estudiantes de nivel básico de la ciudad; ya que cuando una persona no puede ver bien, la vida es mucho más difícil.

No se puede tener la posibilidad de leer, ni de conocer bien a las personas con las que diario nos relacionamos, ni de tener acceso a la cultura o a la diversión.

Y cuando esa persona se trata de un niño o niña, definitivamente le estamos quitando la oportunidad de lograr un adecuado rendimiento escolar ya que  1 de cada 4 menores, fracasa en la escuela porque tiene problemas visuales.

Por eso, si queremos que a nuestras hijas e hijos les vaya bien en la escuela, lo primero que tenemos que hacer es que puedan ver bien.

Es difícil porque como papás o como maestros, a veces no sabemos cuáles son los síntomas que nos indican que nuestras niñas y niños no están viendo bien y que necesitan lentes. 

Esos síntomas son muy fáciles de observar: dolor de cabeza, ojos llorosos o irritados, o fruncir el ceño al leer u observar algún objeto.  Por eso debemos estar muy atentos todos los mayores de estos síntomas para ayudar a nuestros hijos e hijas.

Cuando veamos estos síntomas en nuestros hijos debemos acudir a un especialista para que se realice un examen de la vista, el cual se los debemos hacer cada año, cuando menos, a nuestros niños y niñas.

En materia educativa, la Secretaria de Educación Pública estima que actualmente  el 25% del fracaso escolar es debido a problemas visuales como son miopía, astigmatismo, hipermetropía, problemas en la córnea, inflamación intraocular, estrabismo, incluso cataratas.      

En la Ciudad de México, 4 de cada 10 niños y niñas, presentan debilidad visual. Esto significa que, de los 1'250,000 estudiantes de preescolar, primaria y secundaria que actualmente existen, aproximadamente 500,000 alumnos necesitan usar anteojos.

Lo anterior provoca que no puedan aprender bien, que tengan problemas para sacar buenas calificaciones y, lo que es peor, que decidan salirse de la escuela, con todo lo malo que eso significa para sus vidas.

Por eso, si queremos buenos estudiantes, no solo necesitamos darle uniformes; no solo necesitamos darles útiles escolares; no solo necesitamos darles alimentos; también necesitamos darles lentes a todos los que los necesiten.

Para resolver este problema, se debe establecer en la ley el derecho de todas y todos los estudiantes de preescolar, primaria y secundaria a contar con lentes gratuitos por parte del gobierno, tal como ya se hace en el caso de los uniformes y de los útiles escolares.

Estoy segura de que con este apoyo tendremos una mejor educación y la Ciudad y el país también serán mucho mejores, pero sobre todo, tendremos hombres y mujeres bien preparados y con mayores posibilidades de ser felices en el futuro.

Es por ello que la presente iniciativa busca establecer el derecho a recibir anteojos graduados por parte de  los estudiantes residentes en la Ciudad de México de nivel básico en nuestra ciudad que les ayudarán a mejorar su visión y mejorar el rendimiento escolar de los alumnos con problemas visuales.

Es cuanto. 

PARTIDO VERDE