Con la venia de la Presidencia;

Compañeros y compañeras Diputadas;

El día de hoy nos reunimos para analizar uno de los temas más relevantes en la presente legislatura.

La seguridad es una de las exigencias más recurrentes por parte de la ciudadanía, de ahí la necesidad de que se fortalezcan e, incluso, se rediseñen las políticas y programas para su atención.

Según un informe de percepción sobre seguridad pública en la Ciudad de México, emitido por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el porcentaje de percepción de inseguridad en nuestra ciudad ha ido en aumento: la medición refleja un crecimiento considerable entre los años 2011 a 2018, que pasó de un 75.3 a un 88.3 por ciento.

Por lo que hace a este año, en la primera quincena de marzo de 2019, 74.6 por ciento de la población adulta consideró que vivir en su ciudad es inseguro; asimismo, la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana reveló que la percepción de inseguridad por parte de las mujeres continua en aumento, con 79.6 por ciento mientras que para los hombres fue de 68.3 por ciento.

Desafortunadamente, dicha concepción se encuentra respaldada con las constantes muestras de inseguridad que se observan en los diferentes sectores de la sociedad, por lo que hoy, más que nunca, resulta muy importante transitar a un nuevo modelo de seguridad que no sólo reconozca los derechos, sino que haga efectiva la garantía de los mismos.

Indudablemente todos los aquí presentes compartimos un objetivo común, a partir del cual buscamos mejorar las condiciones de vida de las y los habitantes de esta Ciudad, Reconocemos que no es un tema sencillo y que existieron dificultades durante los avances del trabajo técnico para que lográramos el texto que hoy se plasma en el presente dictamen, no obstante, siempre imperó entre nosotros el interés colectivo por encima de los fines políticos y partidistas.

Sobre todo me quiero referir al caso del feminicidio, que es una de las violaciones más graves a los derechos humanos de las mujeres y las niñas, así como una de las manifestaciones más extremas de discriminación y violencia en su contra.

En este sentido, quiero hacer mención que en el mes de noviembre presenté a nombre del Partido Verde, una iniciativa que buscaba duplicar las penas impuestas para este delito. Por eso, me congratulo de que dicho tema se haya incluido en el presente dictamen, toda vez que en él se incrementa la sanción para este delito, en concordancia con lo que al respecto también mencionó la Jefa de Gobierno en su iniciativa de reformas.

Igualmente por lo que hace a las agravantes que se proponen para el delito de robo, en donde estoy convencida de que que servirán para que los impartidores de justicia puedan dictar sentencias con penas mas altas y se logre desincentivar la comisión de los delitos que hoy en dia tienen mayor incidencia en nustra ciudad.

Si bien el aumento de penas por si solo no evitará que disminuyan magicamente los niveles de inseguridad, si forman parte de todo un sistema que se busca implementar por parte de las autoridades de la Ciudad de México, con la finalidad de impactar de manera directa en las personas que habitamos ella.

Quiero felicitar al presidente de la Comisión dictaminadora, el Diputado Santillán, así como reconocer a todos mis compañeros que desarrollaron un gran trabajo en esta Comisión a la que también me enorgullece pertenecer.

En virtud de todo lo anterior, a nombre del Partido Verde, anuncio nuestro voto a favor del presente dictamen, esperando que ello represente la base para la consolidación de cambios positivos a favor de la seguridad y tranquilidad de los habiates de nuestra querida Ciudad y del país entero.

Por su atención, muchas gracias.

Es cuanto, señor Presidente.

PARTIDO VERDE