A fin de que los niños capitalinos cuenten con agua de calidad en los bebederos de sus escuelas, la diputada Teresa Ramos Arreola exhortó a la Secretaría de Educación Pública (SEP), para que realice las acciones de limpieza de los tinacos y cisternas de los planteles de educación básica de la Ciudad de México.

El Congreso de la Ciudad de México aprobó la proposición que presentó la coordinadora del Partido Verde, la cual tiene como objetivo que los 4 mil 900 planteles de educación básica garanticen la limpieza de sus cisternas y tinacos para que los 2.1 millones de alumnos consuman agua de manera segura, sin el temor de contraer alguna enfermedad.

"Dentro de las enfermedades que se pueden contraer a causa de bacterias que se encuentran en depósitos de agua sucios se encuentran la "escherichiacoli" (que es muy común en los niños) y la "enterobactercloacae", que casi siempre se manifiesta con diarreas", explicó la diputada Tere Ramos en la máxima tribuna de la capital.

Por lo anterior, los diputados locales consideraron de urgente y obvia resolución el punto de acuerdo de la ecologista Ramos Arreola, el cual también hace un llamado a la Secretaría de Salud a fortalecer la vigilancia respecto las acciones de limpieza que dichos contenedores de agua potable.

PARTIDO VERDE