Muy buenos días a todas y todos los que nos acompañan. Muchas gracias por la invitación, señora Secretaria Marina Robles, Dr. Carlos Esquivel. Saludo también con mucho gusto a la Procuradora Mariana Boy, a la diputada Dolores Padierna y a mi compañera diputada Leticia Varela.

Antes que nada, muchas felicidades por la organización del "Primer Encuentro de Bienestar Animal". Felicitaciones a la Agencia de Atención Animal y a la Asociación Civil "Un Millón de Esperanzas".

La salud y bienestar de los animales son un asunto de interés social, y las estrategias coordinadas para lograr este bienestar deben ser adoptadas urgentemente para facilitar el manejo responsable de estas especies.

El respeto por el bienestar de los animales se ha convertido en una demanda social creciente, en la que se advierte que el respeto del hombre hacia ellos, está ligado al respeto de los hombres entre ellos mismos.

Y es ahí, donde los seres humanos no podemos atribuirnos el derecho de exterminar a los otros animales o de explotarlos violando ese derecho, pues tenemos la obligación de poner nuestros conocimientos al servicio de los animales.

La protección de los animales forma parte esencial de la moral y cultura de los pueblos civilizados y aunque, como bien lo mencionaba la Procuradora, Mariana Boy, hemos avanzado en el bienestar animal en nuestra Ciudad Capital, lo cierto es que aún existen muchas prácticas permitidas dónde se visualiza claramente maltrato y crueldad animal.

Hablo de esas prácticas retrógradas, arcaicas y precarias que aún tenemos como civilización; las cuales, en aras de las tradiciones mal llamadas culturales o de arte, se siguen ejerciendo a costa del dolor y el sufrimiento de los animales.

O también aquellas prácticas comerciales, en las que existe una considerable cantidad de empresas que se benefician de los animales o de las mascotas.

Y, además, del uso de animales que aún se realiza en la experimentación científica, como es el testeo de productos cosméticos, pues es ahí donde los animales son sometidos a innumerables experimentos con prácticas crueles, sin anestesia o analgésicos, causándoles un inmenso dolor, sufrimiento, miedo y angustia.

Es por ello que celebro la realización de eventos como éste, pues debemos saber que, aunque hemos avanzado en el tema del maltrato animal, aún nos falta mucho camino por recorrer.

Debemos unirnos organizaciones, sociedad civil, gobierno, legisladores, todos sin colores partidistas, sin importar la trinchera donde estemos para alcanzar el bienestar de nuestros animales.

Nuevamente, agradezco mucho la invitación, reitero mi compromiso como legisladora y desde la trinchera en donde esté, para luchar siempre por el bienestar animal y por el medio ambiente.

Creo que estas causas deben ser del interés de todas las personas que habitamos en esta Ciudad.

Muchas gracias, sean ustedes bienvenidos y nuevamente muchas felicitaciones por este tipo de eventos.

PARTIDO VERDE