Con el permiso de la Presidencia.

Buenos días compañeras y compañeros Diputados:

En la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, publicada el 23 de marzo de 2015, se dio cuenta de las reformas a la Ley de Aguas del Distrito Federal, en donde una sus principales aportaciones eran la inclusión del concepto de bebederos o estaciones de recarga de agua potable.

Con dicha inclusión se garantizaría a la población el libre acceso al agua para su consumo, debiendo establecerse dichos bebederos o estaciones en los parques, plazas comerciales y oficinas públicas del Gobierno de la Ciudad de México, los cuales estarían a cargo de las delegaciones, hoy alcaldías, quienes les darían mantenimiento y monitoreo a la calidad del agua potable, con apoyo de la Secretaría de Salud.

En este sentido, el Gobierno de la Ciudad de México dio a conocer en Julio de 2015, que se encontraban listos 230 bebederos públicos con agua 100 por ciento apta para consumo humano, haciendo especial énfasis en la seguridad de la calidad del agua que sería abastecida mediante dichos bebederos.

Hoy, a casi 4 años de distancia, existe poca claridad respecto de su cumplimiento y efectividad, situación que fue denunciada desde hace ya un par de años mediante una nota titulada "En el olvido, bebederos públicos de la CDMX", en donde fue señalado que, con el programa de bebederos en parques y espacios públicos, la Ciudad de México entregó 230 bebederos con un costo, por unidad, de 57 mil 122 pesos, por parte del SACMEX.

En aquel entonces se pudo constatar que, en al menos los parques de los Periodistas en Venustiano Carranza y Xicoténcatl en Coyoacán, no operaban dichos bebederos e instalaciones.

Al paso de los años todo indica que la situación no ha mejorado. Así lo evidenciaron algunos medios de comunicación que señalaron que los "250" despachadores que fueron instalados por las autoridades capitalinas en parques y jardines de las 16 delegaciones (sic) no funcionan, carecen de agua y están vandalizados; sólo están de adorno... y feos.

Esta nota de enero de 2018, señaló que, después de tres años de haber sido instalados, los capitalinos no pueden hacer uso de ellos, puesto que no cuentan con agua y, los que sí funcionan, tienen fugas que ocasionan el desperdicio.

Se cita como ejemplo el Jardín Pushkin, Delegación Cuauhtémoc, en donde están instalados bebederos que no tienen una sola gota de agua; y el que se instaló frente al edificio del Gobierno capitalino, en el Zócalo, donde ocurre lo mismo.

Dicha nota dio a conocer que se recorrió más de diez parques de las alcaldías Benito Juárez, Coyoacán y Cuauhtémoc y que en ninguno de ellos servían los bebederos. Asimismo, en la Alameda Central, fueron instalados cuatro bebederos, sin que ninguno de ellos funcionara al momento del recorrido.

Otros ejemplos son el de la salida de la estación del Metro Bellas Artes, mismo que presentaba una fuga y en el que el agua se desperdiciaba permanentemente.

En conclusión, como se puede observar, existen amplias muestras de que no se cumple con lo ordenado por la Ley en materia de colocación y mantenimiento de bebederos e instalaciones de recarga de agua potable, lo que indudablemente va más allá del incumplimiento legal, pues los verdaderos impactos negativos son en contra de la ciudadanía a quienes no se les está garantizando su derecho humano al agua.

Por todo lo anterior, el Partido Verde reitera su compromiso para trabajar en la consolidación de políticas públicas que permitan garantizar el derecho al acceso al agua potable para toda la población de la Ciudad de México y es por ello que resulta indispensable hacer un llamado de atención urgente para atender esta lamentable situación.

En virtud de lo manifestado, sometemos a la Consideración de este Honorable Congreso, la siguiente proposición con

 

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO. El Congreso de la Ciudad de México solicita respetuosamente al Sistema de Aguas de la Ciudad de México, que informe a este Congreso el monto de la inversión, la empresa proveedora y el número de bebederos e instalaciones de abastecimiento de agua potable que se llevó a cabo en el año 2015, así como su lugar de colocación y el estado actual en el que se encuentran.

SEGUNDO. El Congreso de la Ciudad de México solicita respetuosamente a los titulares de las 16 Alcaldías de la Ciudad de México que, en el marco de sus atribuciones, informen sobre el estatus de cumplimiento de sus obligaciones en al mantenimiento de los bebederos e instalaciones de recarga de agua potable que se colocaron en sus respectivas demarcaciones en el año 2015.

TERCERO. El Congreso de la Ciudad de México solicita respetuosamente a los titulares de las 16 Alcaldías y a la Secretaría de Salud de la Ciudad de México que, en el marco de sus atribuciones, informen sobre los monitoreos de la calidad del agua que se suministra en los bebederos e instalaciones de abastecimiento de agua potable existentes en la Ciudad de México y que fueron colocados en el año 2015.

CUARTO. El Congreso de la Ciudad de México solicita respetuosamente a la Secretaría de Educación Pública que, en coordinación con el Gobierno de la Ciudad, se continúe con la instalación de bebederos de agua potable en todos los planteles públicos de educación básica de la Capital del país, garantizando el suministro del vital líquido a los mismos.

Por su atención, muchas gracias.

Es cuanto señor Presidente.

PARTIDO VERDE